Festejo Gol Boca Junios

Te contamos los detalles detrás de lo que fue el encuentro del único grande.

Boca Juniors derrotó a Claypole por 2-1 en una actuación lamentable en lo futbolístico. Los goles de Sebastián Villa y de Gonzalo Maroni sirvieron para lograr un resultado positivo que no tapa las falencias en el juego, la desidia y errores que no se pueden comprender ante un rival que recién acaba de ascender a la Primera C. Ahora se vendrá Defensores de Belgrano en los dieciseisavos de final de esta Copa Argentina.

Los primeros 20 minutos fueron todo de Claypole. Si bien es lógico que a nivel motivacional el Tambero iba a tener otra actitud, Boca pareció estar dormido, sobrando el partido y tuvo que hacer de Javier García a su sostén. El arquero, que volvió a atajar en el club luego de más de una década, tapó un pie a mano increíble en el que ellos quedaron tres contra dos.

Claypole también demostró ser superior en la pelota parada, teniendo varias jugadas preparadas que lastimaron, como en una en la que Mas que tuvo que sacar con la cabeza lo que hubiera sido el 0-1. Enseguida, y por un córner, el Tambero tuvo tres remates seguidos en la misma jugada, primero en el travesaño, luego, con García tapando una pelota clave y con Landaburu anotando el gol. De manera insólita, y ante una defensa que solo miró, dejaron al arquero demasiado solo en una jugada en la que no suele pasar tener tantas opciones.

Recién a partir del gol se vio una reacción en Boca, con Zeballos recibiendo en el área y sacando un remate que estalló el travesaño. Si bien no se generó más, el equipo empezó a tener la pelota, algo que también se debió a que Claypole buscó refugiarse por el cansancio lógico de la diferencia de preparación física. Ahí apareció Cardona, que se encontró con Villa, quien tomando un rebote a su favor, definió con calidad para el 1-1.

En el inicio del complemento García volvió a tapar una pelota clave, pero ya desde ahí, Boca dominó de manera rotunda, aún generando poco. Russo buscó con Soldano y Maroni un doble nueve con línea de tres. El pibe aprovechó esos minutos y armó una jugada bárbara que, de nuevo con Cardona siendo clave en el pase, terminó enganchando y aprovechando un desvío en su remate para desnivelar al arquero y poner el 2-1.

Ya con la ventaja Boca intentó dormir el partido con la pelota, pero en la última acción Iglesias desbordó con facilidad a Capaldo y tiró un centro atrás que de milagro no terminó en un empate agónico que hubiera llevado todo a los penales.

Boca ganó, pero sigue demostrando fallas en su juego, en la lectura del cuerpo técnico, de actitud de los jugadores, y que desnuda un armado de plantel muy malo. Se viene Vélez y luego River, la exigencia subirá y se esperan respuestas de todos.

FORMACIONES Y DATOS:

Boca Juniors: Javier García; Nicolás Capaldo, Lisandro López, Carlos Zambrano; Emmanuel Más; Alan Varela, Cristian Medina, Edwin Cardona, Exequiel Zeballos, Sebastián Vila; Luis Vázquez. DT: Miguel Russo.

Claypole: Tiago Libares; Ian Pezzani, Cristian Ordóñez, Emanuel Díaz, Leonel Landaburu; Facundo Garzino, Hernán González, Sergio Alfonzo, Juan Cruz Iglesias; Thiago Calone, Lucas Carballo. DT: Roque Drago.

Hora: 21.30

Estadio: Lanús

Árbitro: Leandro Rey Hilfer

Fuente: diarioxeneixe.com.ar

Por DX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.